El Antiguo Comentario

El Antiguo Comentario

El Espejo de Gandhi





La vida es como un espejo*

En cierta ocasión le preguntaron a Mahatma Gandhi, cuáles eran los factores que destruyen al hombre.

Él respondió:
"La Política sin principios,
el Placer sin compromiso,
la Riqueza sin trabajo,
la Sabiduría sin carácter,
los Negocios sin moral,
la Ciencia sin humanidad
y la Oración sin caridad. 

La vida me ha enseñado:
que la gente es amable, si yo soy amable;
que las personas están tristes, si yo estoy triste;
que todos me quieren, si yo los quiero;
que todos son malos, si yo los odio;
que hay caras sonrientes, si yo les sonrío;
que hay caras amargas, si yo estoy amargado;
que el mundo está feliz, si yo soy feliz;
que la gente es desagradable, si yo soy desagradable;
que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

La vida es como un espejo:
Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. 
La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí." 

Finalmente agregó: 

"El que quiera ser amado, que ame. 
Estar vivo no es lo mismo que VIVIR.
La vida no son los años, la vida son los momentos que la forman día a día y, dependiendo de nosotros mismos, todos la merecemos.
Vívela de la mejor manera…”.

*Texto compartido por Dolors


 ✽✽✽



Mahatma Gandhi


Mohandas Karamchand Gandhi fue un abogado, político y pensador indio  que nació el 2 de octubre de 1869  en Porbandar y murió asesinado el 30 de enero de 1948 en Delhi.  Principal artífice de la independencia de su país (1947) a través de la no violencia, fue la figura más relevante de la escena política y social de la India durante la primera mitad del siglo XX y una de las personalidades más influyentes de la historia contemporánea. 
La no violencia, resistencia pasiva o resistencia no violenta eran términos que utilizaba, unidos al amor como medio único para llegar a la verdad.
Gandhi fue un activista iluminado e iluminador que dinamizó como un imán gigantesco al pueblo hindú.
"El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que dispone el mundo”.
La única arma que utilizó siempre Gandhi fue el amor, por su familia, amigos, su país y por la humanidad entera.
 “Humildemente me esforzaré en amar, en decir la verdad, en ser honesto y puro, en no poseer nada que no me sea necesario, en ganarme el sueldo con el trabajo, en estar atento siempre a lo que como y bebo, en no tener nunca miedo, en respetar las creencias de los demás, en buscar siempre lo mejor para todos, en ser un hermano para todos mis hermanos”.


 
"Vendrán generaciones, puede ser, que difícilmente crean que un hombre como este caminó alguna vez en carne y sangre sobre la tierra"
Albert Einstein

 "Comparado con esta alma iluminada, no soy nada... Cuando llegue el momento, Gandhi será conocido pues el mundo lo necesita con su mensaje de amor, libertad y hermandad. El alma de Oriente ha encontrado un símbolo valioso en Gandhi, pues elocuentemente está demostrando que el hombre es esencialmente un ser espiritual, que florece mejor en el ámbito de lo moral y espiritual, y que decididamente sucumbe en cuerpo y alma en una atmósfera de odio y pólvora humeante". 
Rabindranath Tagore

SOL EN ESCORPIO





“Guerrero soy y 
salgo triunfante de la batalla”
(Nota clave de Escorpio)

*

Escorpio en consonancia con Sirio


            Nuestro Logos solar expresa Su Personalidad mediante 3 grandes Energías expansivas irradiadas desde la Fuerza vital del ‘eterno Núcleo de Fuego’ de una Entidad galáctica inconmensurablemente superior. Se expresan por tres Rayos de altísima cualidad cósmica. El Rayo I irradia la Energía de la Voluntad cósmica focalizada por una estrella aún desconocida de la constelación Osa Mayor. El Rayo II irradia la Energía de Amor cósmico  focalizada por la estrella binaria Sirio. El Rayo III irradia la Energía de la Inteligencia universal cósmica focalizada por la estrella Alcyone perteneciente a las Pléyades. Estas tres constelaciones forman parte de las 7 constelaciones del Zodiaco mayor. Transmiten estas 3 Cualidades  cardinales de la Entidad galáctica a las 12 constelaciones del Zodiaco menor. (Véase el esquema ‘Sol en Escorpio’, más adelante)

*



El signo Escorpio, complejo y potentísimo


            Durante este décimo mes lunar del año, nuestro Sol, visto desde la Tierra, se encuentra alineado a su máximo con Escorpio durante los 3 días de la luna llena. Debido a esta alineación, el impacto de la complejidad de Energías cósmicas de esta constelación es potentísimo. En efecto, Escorpio focaliza el Rayo IV, que irradia ‘Armonía, más allá del conflicto’ estrechamente en consonancia con Sirio y Su Rayo II, irradiando ‘Amor-Sabiduría’. Al mismo tiempo forma parte del ‘Cuaternario divino’, ‘Aries-Leo-Acuario-Escorpio’, focalizando y compartiendo los Rayos I, IV, V y VII. Forma parte también de la ‘Cruz fija’, la Cruz del Hijo divino, la Cruz gloriosa de ‘El que va a venir’. (Véase abajo el esquema ‘Sol en Escorpio’).

*





El Cuaternario divino


            El ‘Cuaternario divino’  se compone de las constelaciones Aries-Leo-Escorpio-Acuario’. (Véase el esquema)

1.      Aries: Inspira nuestro Logos Solar focalizando en Él el Poder creador, del Rayo I irradiado desde la Osa mayor y la Magia del Rayo VII irradiado desde las Pléyades.   Animado por este doble impacto, nuestro Logos solar, en este inicio de la Era acuariana, está realizando un nuevo aspecto del gran Propósito cósmico. En este inicio de la nueva Era, la Raza humana, por primera vez, posee la divina oportunidad de colaborar y cocrear con estas poderosas Fuerzas creativas irradiadas desde Aries.

2.      Leo: Reorienta  para que, bajo el impulso del Logos solar nuestro, la Raza de los Seres humanos encuentre de nuevo el ideal del ‘Paraíso perdido’. Lo hace contundentemente en consonancia perfecta con la estrella Polaris y Su ‘Poder de Reversión’, utilizando el Rayo I del Poder creador y el Rayo V del Conocimiento concreto.

3.      Escorpio: Inicia la emersión del sagrado ‘Principio crístico’, el ‘Fuego revelador’, que debe manifestar la gloria de la Esencia divina del  Sistema solar, del Ser humano y de todas las formas. Lo hace con la Armonía más allá del conflicto del Rayo IV y en consonancia estrecha con Sirio, sede de la gran Hermandad blanca. 

4.      Acuario: Despierta, en consonancia con Alcyone irradiando el Rayo V,  la ‘inteligencia individualizadora’ del planeta Tierra y del Ser humano acuariano.

COMENTARIO
En el interior de la superficie del círculo está representado el Sistema Solar, el Sol y sus planetas. Fuera del círculo encontramos, muy cerca, cuatro constelaciones que son parte de las 12 constelaciones del Zodíaco menor. En la parte superior del esquema encontramos 3 constelaciones, parte de las 7 constelaciones del Zodíaco mayor. Estas 3 constelaciones focalizan los Rayos de las 3 cualidades cardinales irradiadas por el “eterno Núcleo de Fuego interno” galáctico. (ENFI)


*



Escorpio lleva la sensibilización iniciática


            Al inicio de este Tercer Milenio, y por primera vez en la historia de la Humanidad, llega, desde Sirio y por la capacidad receptiva de Escorpio, la potente Energía de la ‘Sensibilización iniciática’. Llevada por el Rayo II de Amor-Sabiduría, es activada con una potencia sin precedente por el Cristo cósmico y Su gran Logia blanca, que posee su sede en ‘la gran Estrella brillante’. Despierta, tanto en el sistema solar y los planetas, como en el Ser humano y todas las formas inferiores, el principio del ‘Hijo del Mental’, que el ‘Ángel solar’, el regidor del Alma, encarna. Esta nueva cualidad abre el camino del discipulado. El Ángel solar va a tener, en nuestro tiempo de cambio cósmico, un papel de primer orden en el desarrollo espiritual de la Raza de los Hombres. Revelará nuevos aspectos del Plan jerárquico y permitirá la exteriorización de la Jerarquía espiritual de nuestro planeta Tierra. 

*



La verdadera Percepción interna

La aparición y la actividad  revolucionaria del ‘Hijo del Mental’ desconciertan el mundo materialista y crea resistencia y una gran ansiedad.

            Nos dice el Maestro Djwal Khul:

            “Durante esos días de la influencia de Escorpio se siente tan fuertemente la ansiedad en los asuntos del mundo, que el discípulo mundial, la Humanidad, busca intensamente cultivarse la verdadera percepción interna, el optimismo y la comprensión de las pruebas a que está sometido”.

            La ‘percepción interna’ es la ‘in-tuición’. Esta mirada hacia el interior es la herramienta de contacto al instante y sin intermediario del aspirante-discípulo con su Ángel Solar y luego con su todopoderoso ‘eterno Núcleo de Fuego interior’. Este contacto provoca, como un relámpago, un optimismo inquebrantable. Le hace comprender las pruebas a que está sometido y la resistencia del mundo materialista provocando esta lucha, que parece casi insuperable.

            De ahí la palabra del Alma, la nota clave de Escorpio:

“Guerrero soy...”


Bajo la égida del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, la ‘intuición’, (la percepción interna) por el contacto con el Ángel Solar, está amplificando la Consciencia de los humanos, especialmente en este mes lunar escorpiano. Ya está provocando la EMANCIPACIÓN del aspirante-discípulo que, guerrero animado, trata de vencer todas las pruebas iniciáticas. Guiado por la Luz del Ángel solar, está realizándose una verdadera media vuelta, una reversión en la mentalidad humana, un cambio revolucionario. 


*



Escorpio, un brazo energético de la Cruz fija

            La Cruz fija de los Cielos, la Cruz del Hijo divino, está compuesta por los signos Tauro-Leo-Escorpio-Acuario. (Véase el esquema). El Ser humano, si es equilibrado, se encuentra  exactamente en el ‘Punto crucial’ de esta Cruz. Este sitio es el Sancta Sanctorum del ‘eterno Núcleo de Fuego interno’, donde mora nuestro Logos solar. Allí afluyen, atraídas por el magnetismo del Rayo II, que Él encarna divinamente, las Energías cósmicas de los 4 brazos de la Cruz del Hijo divino. Escorpio, aprovecha esta cuádruple afluencia sagrada. Estimulado por su contacto con Sirio, entra en consonancia profunda con nuestro Logos solar. Produce así las extraordinarias oportunidades en que sea posible ‘LA REVERSIÓN’ de las corrientes vitales de la Raza de los Hombres.

El conjunto de los 8 planetas de nuestro Sistema solar son los regentes de todos los Rayos cósmicos de estos cuatro signos de la Cruz fija. Los hacen afluir, por intermediario del Logos solar, a la Raza de los Seres humanos. El Rayo III de la Inteligencia activa cósmica es la única excepción. (Véase la figura esquemática de ‘Sol en Escorpio’).

Hablando del Rayo III, nos explica el Maestro D.K.:

 “Ha sido desviado ocultamente, excepto en la medida que, como agente subconsciente de las fuerzas instintivas físicas, continúa condicionando de manera automática el cerebro.”

            Según la Tradición inmemorial, hasta ahora, todas las experiencias de la Inteligencia espiritual activa del Rayo III son guardadas en vilo en el  mundo de los valores intuicionales del Alma. Desde allí, las pruebas pueden ser solucionadas por el poder del Ángel solar. Por lo tanto, es indeseable el estímulo del intelecto enfocado únicamente en el mundo de los valores materiales.

            Cuando el discípulo se ubica en el ‘Punto crucial’ de la Cruz fija de su microcosmos, en su propio ‘eterno Núcleo de Fuego interior’, los 4 elementos de los extremos, el ‘fuego’ de Leo, el ‘aire’ de Acuario, el ‘agua’ de Escorpio y la’tierra’ de Tauro  pueden, atraídos por Su magnetismo, fusionarse en este Centro divino individual. Por esta fusión, la imaginación espiritual  substituirá los espejismos del mundo irreal. Las facultades creadoras superiores desplegarán el tenaz propósito del Alma.

*



La memoria y el morador del Umbral

            Dos factores muy ocultistas empiezan a embargar la atención del aspirante-discípulo.

            Nos enseña el Maestro Djwhal Khul:



            “Desde, lo más recóndito de la memoria, desde el subconsciente surge la suma total de todas las tendencias instintivas y de todos los espejismos del pasado. Este conjunto de memoria subconsciente se denomina el ‘Morador del Umbral’. Éste forma la suma total de las características personales, que no fueron superadas. Deben ser vencidas antes de poder acceder a la primera gran Iniciación.

 Llega una vida en que el yo personal altamente desarrollado está en sí misma el Morador del Umbral. Este desarrollo provoca el enfrentamiento del Morador del Umbral y del Ángel Solar. Ante la llamarada de gloria, que emana del Ángel solar, la Luz del yo personal disminuye y decae. La gloria mayor oscurece a la menor.

            Sin embargo, esto sólo es posible, cuando la Personalidad entra ansiosamente en relación con el Ángel Solar y transformándose con Él en Yo superior, se reconoce como el verdadero Morador. Entonces, como discípulo, empieza la batalla entre los pares de opuestos. Inician las pruebas de Escorpio.”

            Eso es el sentido de la nota clave de Escorpio, cuando el Ángel Solar exclama:

“Guerrero soy y salgo triunfante de la batalla”


*



Una verdadera guerra de liberación

            El triunfo tiene su mayor expresión en el plano físico. El discípulo aún no se expresa perfectamente. Pero se arraiga en el plano físico con tal claridad, que es imposible evadir las conclusiones del  grupo del que es un discípulo. Es vigilado meticulosamente. Aprende el significado de la palabra ‘ejemplo’. Debe enfrentar el antagonismo de quienes le observan. Esa media vuelta revolucionaria es una verdadera guerra de liberación. Es una lucha de emancipación. Es la conquista de la SOBERANÍA del aspirante-discípulo, que trata de vencer el imperio de las ansias, de los deseos suscitados por el miedo, el odio, la soberbia, el separatismo, la crueldad y la ambición egocéntrica.

            Estas pruebas son iniciáticas. Llevarán el aspirante-discípulo hacia el servicio grupal. Tal es la recompensa de su lucha y triunfo. Hace emerger una nueva facultad: el ejercicio de la Memoria inmemorial para distanciarse de la memoria del Guardián del Umbral.

*



La Memoria inmemorial

            En el sentido esotérico, la Memoria inmemorial es una fuerza, que libera el Poder creador del mental. Provoca una lucidez que revela, por fin, lo sumamente Real escondido en cada forma. Crea tanta claridad que se evidencia el Ser divino, la Presencia manifestado por el ‘eterno Núcleo de Fuego interno’. No hay escapatoria. El aspirante-discípulo no tiene más remedio que orientarse voluntariamente hacia su Alma y sus cualidades. La ‘clara y fría Luz’ del mental, que le prodiga la Memoria inmemorial, vence las pruebas del Camino de Retorno  aplicando la gran Ley del PODER CREADOR:


“La energía sigue al pensamiento,
y el ojo, abierto por el pensamiento,
dirige la energía que está en movimiento”


            Al despertar el Poder creador de la Memoria inmemorial, el Guardián del Umbral se pone violento y conservador. En él se formaron todas las actitudes mentales falsas, herencia de muchas generaciones, con las cuales construyó el pequeño ego personal.

            Sin embargo, por el Poder creador nacido de la Memoria inmemorial, el pequeño ego personal se transforma en el EGO SUPERIOR, el Ángel Solar y la Personalidad en estado de fusión.  Ahora la conciencia del aspirante-discípulo puede distanciar y desidentificarse de los fenómenos exteriores. Por primera vez, el Guardián del Umbral y el Ángel solar están puestos cara a cara. La Personalidad toma partido o no. Entrará en liza libremente. Verá como la luz de Su Guardián del Umbral palidece. Deslumbrante se hace la Luz del Alma, que prodiga el Ángel solar. El discípulo exclama:

                “... salgo triunfante de la batalla”...


*



El Águila

            Iluminado por la Memoria inmemorial, el aspirante-discípulo está cerca de la primera Gran iniciación. Las luminosas Energías iniciáticas de Escorpio  están transformándolo en Águila. Adquiere una aguda y nueva visión. El sentido de la muerte cambia. Creando Su Ego superior el discípulo-aspirante ‘nace una segunda vez’.


“Guerrero soy,
y salgo triunfante de la batalla”



¡Buenas meditaciones, Escorpianos!!!

oOo
William

El Poder creador del Mago blanco (I)




El Poder creador del Mago blanco
(1ª parte)

Los 4 aspectos activos

de la forma mental creadora

del Ser humano


Nota introductiva:

Hemos realizado este estudio en varias partes, en las cuales abordamos, en la 1ª parte, los 4 aspectos activos del trabajo creador humano; en la 2ª parte, el ejercicio de la creatividad mediante la respiración profunda; y en una 3ª parte, la forma mental, el resultado primordial de la creatividad, y su efecto en el mundo físico.



“El sonido, la luz, la vibración y la forma se entremezclan y fusionan, y así el trabajo es uno. 

Prosigue de acuerdo a la ley, y nada puede impedir que avance el trabajo. 

El hombre respira profundamente. 
Concentra sus fuerzas y arroja de sí la forma mental.”   

(Enunciado de la Regla cuarta de la Magia blanca)






El trabajo creador humano es mental
La Energía de Amor es la gran unificadora, el divino impulso atractivo cósmico y microcósmico. Por otra parte, la mente es el elemento creador principal. Posee la facultad de trabajar con las energías cósmicas. Por eso, el trabajo creador del mago blanco se hace en el plano mental.

Así pues, es importante desarrollar la  mente, tener una inteligencia cultivada y obtener cierta medida de control mental.

Podemos imaginarnos cuál será la condición del mundo, cuando el intelecto sea potente e impulsor, como la naturaleza emocional lo es actualmente. Está próximo el tiempo en que la inteligencia será más fuerte que el deseo. Los poderes mentales atraerán y guiarán al mundo, tal como hoy se emplean los medios físicos y emocionales.



El papel esencial del Ángel solar
La poderosa entidad creativa, que maneja el aspecto creador mental al servicio de la magia blanca, es el Ángel Solar. Es el regidor de las cualidades divinas del Alma humana. El Ángel Solar del Alma es el eminente servidor del Ser humano:

1.-      Tiene una directa y clara comprensión del propósito creador del ‘eterno Núcleo de Fuego interior’ del Ser Humano, que el Alma refleja.

2.-      Puede sin peligro ni distorsión, porque Su naturaleza es Amor y pura Inteligencia, manejar y conocer los símbolos y las fórmulas necesarias para realizar el trabajo mágico.

3.-      Tiene la capacidad de trabajar en los tres mundos (físico, sensible y mental concreto) simultáneamente y permanecer desligado de los resultados.

4.-      Está siempre y únicamente motivado por un propósito puro y altruista.

5.-      Es capaz, con ‘el ojo abierto de la visión’, de ver el fin desde el principio del trabajo mágico.

6.-      Permite que el mago blanco mantenga siempre una actitud de desapego, más allá del trabajo creador de su mente, deseos y realizaciones físicas.

Painting of Arild Rosenkrantz


Nota: Los que trabajan en magia negra no poseen este poder. No. Debido a su identificación con las herramientas físicas de trabajo, no pueden, como el Alma y Su Ángel Solar, actuar fuera del campo de esfuerzo físico denso. Sus resultados pueden ser potentes, pero siempre transitorios y efímeros.  Dejan siempre una estela de destrucción y desastre en los cuales el mago negro queda sepultado.

 


Los 4 aspectos activos de la forma mental 
        La cuarta regla de la Magia blanca, analizando los aspectos activos del trabajo creador humano, enuncia desde el inicio:
“El sonido, la luz, la vibración y la forma se entremezclan y fusionan.”

En esta enunciado se destacan cuatro palabras, que indican los 3 elementos activos que deben fusionar, para que se manifieste el 4º elemento, la forma mental y que el trabajo mágico sea uno:


-          El sonido        )

-          La luz          )))  >  -   La forma

-          La vibración   )





I.

El sonido,

palabra de poder dual



La naturaleza dual del sonido creador
   El sonido, del que se trata en esta cuarta regla de la Magia blanca, es un acorde de 2 notas emitidas en forma sincronizada y enfocada con la mente. Este acorde permite que sea creadora la emisión de la ‘Palabra de Poder’, que el Ángel Solar del Alma usará para iniciar el trabajo.

Esta Palabra, pues, está formada por un sonido dual. Al pronunciarse, la nota de frecuencia física de la Personalidad entra en consonancia con la propia nota de frecuencia etérica del Alma. Estas 2 notas deben formar un acorde dual etérico/físico equilibrado. Se emiten en forma sincronizada con la atención mental enfocada. Hace falta subrayar que este acorde dual es más importante que la frase que constituye la palabra misma de Poder.


Aprender a pronunciar el sonido dual de la Palabra sagrada
En las primeras etapas del trabajo mágico, en vista de aprender a pronunciar la Palabra sagrada cualificada por un acorde dual, el aspirante mago aprende a emitir el sonido de la Palabra sagrada en forma audible. Sólo resonará la nota de frecuencia física de su Personalidad.

Luego, repetirá la Palabra sagrada en forma inaudible. Intentará escucharla dentro del cerebro. Esta atención a lo inaudible desarrollará la sensibilidad de su oído interno. Permitirá  oír en un momento dado la nota sutil del Alma. Es emitida por el Ángel solar en las frecuencias del cuerpo etérico y en  respuesta consonante a la frecuencia  física de la nota expresada por la  Personalidad. Esta sincronización consonante provoca la fusión de la nota física con la etérica y forma un acorde equilibrado, el sonido dual. Sólo la  palabra emitida mediante el sonido dual será creadora.



Del AUM al OM
Aquí reside una clave, por ejemplo, para el significado de la palabra sagrada AUM transformándose en  OM. Este trabajo se hace en 3 fases:


OM - Daniel B. Holeman
-Primero el entrenamiento en emitir de manera audible el AUM. Es una preparación inconsciente de la nota física de la Personalidad, que deberá colaborar para realizar el sonido dual de creación espiritual. 

-Segundo, cuando está habituado a esta expresión física, el atento aspirante mago desarrollará la habilidad de oír dentro del cerebro la nota del sonido inaudible OM, la nota de frecuencia etérica, respuesta por consonancia del Alma.

-Tercero, luego cuando, por consonancia y sincronizado, se realice la fusión de ambas notas, nace el acorde DUAL etérico/físico. La Palabra, transformada en sonido dual, se hace divinamente creadora.



Cultivar el silencio 
     Hay que subrayar que el Sonido se hace sagrado y verdaderamente potente, sólo cuando el aprendiz creador aprenda a subordinar los sonidos ruidosos menores. Entonces podrá oír el Sonido sagrado inaudible y cumplir así Su propósito o intención. Es necesario cultivar el silencio. Cuando nos hemos abstraído de las innumerables voces de la naturaleza inferior y de nuestro medio ambiente, podemos escuchar la ‘Voz que habla en el silencio’, la Voz creadora.


II.

La luz,
facultad reveladora


La luz hace aparecer la forma mental
La luz es el segundo aspecto activo de la forma mental, que será el medio de revelación de la idea o la intención del mago. El magnetismo del sonido sutil provoca afluencia de luz. Aclara la imaginación del aspirante creador. Revela los escenarios contenidos en la forma mental para la realización de la intención del mago blanco.




La luz  ‘aclara la verdad’ 
     Sabemos que, cuando hay ausencia de luz, se desvanece la aparición del mundo de los fenómenos. De aquí que la luz es, después del sonido, el segundo aspecto activo de la forma mental. Debe revelar ‘con su claridad’ la verdad expresada por el Ángel solar del Alma y así traer al conocimiento del meditador, aspectos de la nueva realidad. Utilizada a frecuencias etéricas elevadas, la luz siempre revela las formas del propósito a quienes las necesitan y, también, a los que caminan en la oscuridad.

            En el contexto de la Regla cuatro de la Magia blanca, no se trata de la Luz del Alma individual o cósmica. Tampoco es el segundo aspecto del ‘eterno Núcleo de Fuego’. El Maestro D.K. nos da la explicación siguiente:

“La luz en estas instrucciones es un aspecto que aclara la verdad, que hará del aspirante un trabajador inteligente comprendiendo cada vez más, que su trabajo principal consiste en crear formas mentales, que llevan la revelación a los Seres humanos reflexivos.”



III.

La vibración,
igualmente  dual


Cuando la forma mental vibra
El mago, pronunciando la Palabra sagrada, capta la nota emitida por el Ángel solar desde las frecuencias etéricas. Se forma el debido acorde dual. Este sonido dual atrae luz  y produce simultáneamente su tercer aspecto activo, la vibración que será también dual. Esta vibración dual de la forma mental iluminada caracteriza hasta los átomos de la sustancia de la materia. Por esta vibración cualificada se plasman las formas mentales deseadas.

Este proceso explica por qué el sonido o el lenguaje son los agentes más elevados, que el Ser humano  utiliza para moldearse a Sí mismo y a Su medio ambiente.

La vibración debe ser de naturaleza dual
Nacida del sonido dual etérico/físico, la forma mental iluminada produce en sincronía el tercer aspecto, la vibración. Debe ser igualmente dual. Es una condición imprescindible para que Su vibración se trasforme en Poder creador. Las 2 vibraciones consonantes, que forman este nuevo aspecto del acorde tonal son:

- De una parte, la vibración objetiva emitida por la forma mental del Mago blanco expresando la intención, que había concebido desde el reino físico.

- Por otra parte, la vibración subjetiva emitida desde el reino etérico por el Ángel solar en respuesta consonante a la vibración objetiva. 




La materia toma forma paso a paso
Cuando el mago blanco concentra su pensamiento con intensa aspiración espiritual, la forma mental de la Palabra pronunciada se hace vibrante. La materia reacciona y moldea paso a paso una forma idónea:

- En un primer momento, el sonido y vibración duales, producen  un efecto perturbador, porque desechan la materia densa del cuerpo mental.

- Al mismo tiempo, el sonido y la vibración actúan como polo de atracción, reuniendo las partículas de materia puras en substitución al desechado.

-  Se construye así un vehículo adaptado a  la creatividad del Ángel solar sirviendo al mago.


Discípulos se hacen disponibles


El sonido y la vibración dual de la forma mental de la Palabra emitida por el meditador permite, además, a los Maestros ascendidos, trabajadores humanos de los planos universales y cósmicos, discernir discípulos disponibles para colaborar activamente en lugares de la Tierra, que lo necesitan.

Estos discípulos disponibles dan la oportunidad a los Maestros de transmitir las Palabras sagradas cósmicas que, en vista de llevar a cabo el Plan, han extraído del plano frecuencial de la Mente universal. Desde este acorde tonal superior, los Maestros entran sutilmente en consonancia con la mente de esos discípulos preparados para colaborar inteligentemente con las Ideas cósmicas transmitidas y, por tanto, crear formas mentales creadoras universales, que utilizarán sus grupos para ayudar al mundo.                          


El mensaje  de los Maestros ‘se oye’ internamente
El mensaje de los Maestros ascendidos, que la forma mental del discípulo preparado acarrea, sólo se oye internamente, porque la  vibración de la onda emitiendo el mensaje es de frecuencia etérica superior, así pues inaudible. Conlleva el Poder creador y revela la Verdad. El mensaje oído internamente hace vibrar, en consonancia, la existencia física del meditador, que se vuelve creador usando su propio sonido dual. Su creatividad se mantiene en existencia tanto que es animada por su concentración mental, sonido dual e inteligencia.


El AUM sintetizador
            La plena Luz y la iluminación corresponden por derecho al discípulo, cuando  reciba la primera gran iniciación. Su mente puede entonces captar la verdadera comprensión de la triple vibración audible  del AUM.  Puede unirse al OM dual interior inaudible. El OM constituirá el factor sintetizador  de todos los elementos de la manifestación. Crea la forma mental que es ‘integrada’. Esta facultad de integración pertenece únicamente a quienes son amos de sus tres mundos.



IV.

La forma,
compleja y sensitiva



“...y así el trabajo es uno”
     El sonido, la luz y la vibración por el trabajo de síntesis del Ángel Solar se entremezclan, fusionan y constituyen ‘el trabajo uno’ de la Forma. Producen, en respuesta a la intención, una nueva forma física. El trabajo uno reúne los átomos con los cuales  serán construidos, moléculas, células, organismos... a fin de que, finalmente, aparezca la forma integrada adecuada.

La complejidad de la forma humana
La forma es estrechamente ligada a la vibración dual. Una cierta complejidad de vibración hace que nazca una forma genuina  y típica.                                                        

Eso nos hace comprender cuál debe ser la complejidad de la forma  del vehículo corporal, la herramienta del Ser humano en los 3 mundos. Es creada por una forma mental que, con su sonido y vibración duales y de consonancia superior, proyecta la  intención del arquetipo del Ser humano implantado en la Conciencia divina de Su ‘eterno Núcleo de Fuego interior’. Por la compleja sensitividad de los 5 sentidos, formados según este arquetipo suyo, el Ser humano llega a ser consciente de la vibración de todas las otras formas en el medio ambiente, en la cual su propia forma es una entidad activa. Su complejidad hace posible que ‘Su trabajo se haga uno’ también en las dimensiones cósmicas más sutiles.

Nos aconseja el Maestro D.K. hablando del ‘trabajo uno’:

            “Sería de valor para los estudiantes considerar estas palabras vitales y buscar la relación, que existe entre todas las formas mentales encarnadas por un cosmos, un plano, un reino en la naturaleza, una raza, una nación, un Ser humano y diversos grupos creadores como los Logos solares, los Ángeles solares, los seres humanos y otros”.


La propia vibración interna de la forma humana
            Experimentando con Su forma, el Ser humano se hace cada vez más consciente de  La Causa, que irradia su propia vibración interna. Intenta relacionarse  con Ella. Al buscar la fuente original de esa vibración, descubre que es irradiada desde el centro de Sí mismo, su ‘eterno Núcleo de Fuego interior’, como lo define el Antiguo Comentario. Descubre que este Núcleo es la Fuente de Su divina capacidad creadora. Además, le hace entender que Su forma divina y todas las otras formas del mundo natural son relacionadas y constituyen ‘la vestidura externa del Dios interno universal’.

Las etapas de evolución de la  forma
             El Morador de la forma, a medida que Su mente se apropia de esta experiencia  de la relación entre las formas, pasa por las siguientes etapas:

1.      Registra su relación con la vibración del medio ambiente. Constata que tiene efecto sobre su propia forma.

2.      El efecto de esta relación es observado pero no comprendido. Sin embargo el Morador de la forma humana, paulatinamente y de manera consciente, experimenta esta relación durante reiteradas encarnaciones.

3.      Luego viene el tiempo de la saturación. La forma del Ser humano ya no presta oído a las vibraciones de estas impactantes relaciones. Ya no se preocupa del familiar mundo de deseos nacido de Su sensitividad. Relaciona con constancia Su atención concentrada con la vibración de Su ‘eterno Núcleo de Fuego interior’.

4.      En el sendero de probación y del discipulado del Ser humano, la vibración, que provoca la relación con el ‘eterno Núcleo divino interior’, ejerce un creciente atractivo. Su Centro divino asume un lugar predominante en la naturaleza de Sus deseos.

5.      En respuesta a esta experiencia, el discípulo construye un nuevo mecanismo más subjetivo, por lo cual puede entrar en relación con los mundos más sutiles y llegar a conocerlos. 




La sensación de pérdida

            A propósito del trabajo 'que se hace uno', la Regla cuatro de la creatividad continúa su explicación:
“Prosigue de acuerdo a la Ley, y nada puede impedir que avance el trabajo”



Cuando el nuevo mecanismo subjetivo se ponga a funcionar adecuadamente, se produce un constante alejamiento de las vibraciones del aspecto físico de las formas. Todo ese mundo físico denso parece estéril e indeseable para el Alma. El interés de la forma humana se reorienta hacia un nuevo estado de ser y de conciencia. Nace una devastadora sensación de pérdida consuetudinaria del ambiente. Pone a prueba el propósito del aspirante. Pero todo “prosigue de acuerdo con la Ley, y nada puede impedir que avance el trabajo”. Nada puede vencer el propósito del Alma, aunque la forma humana esté sorda, muda y ciega. Le carece al aspirante el desarrollo de la relación con el cuerpo espiritual, equipado para responder a la vibración del noble mundo interno del ‘eterno Núcleo de Fuego interior’ humano. La conciencia de la viva Presencia de Su Núcleo existe sólo en embrión. El secreto de Su desarrollo reside en la actitud atenta del cerebro hacia las funciones del cuerpo etérico. Éste existe como intermediario entre el cerebro, el sistema nervioso y la mente. Es también intermediario entre el cerebro, la mente, el Ángel solar del Alma y el Espíritu, proyección de Su ‘eterno Núcleo de Fuego Interior’... y así ‘nada puede impedir que avance el trabajo


                William