El Antiguo Comentario

El Antiguo Comentario

Tú elegiste venir

Dedicado a Eira
y a Greta



“La casa está preparada…”

Por Koldo Aldai



Kuan Yin , la Madre Divina
Vamos de casa en casa, de cuerpo en cuerpo, en el anhelo de purificación, en su interior, del inquilino que somos. La madre nos presta el espacio sagrado para hacer la casa y los minúsculos elementales son los obreros gentiles, generosos, incondicionales que construyen la nueva morada. Los ángeles de las formas son los diseñadores y arquitectos. Utilizan los mejores materiales, sobre todo, los que nos corresponden por nuestro nivel evolutivo. Los “ladrillos” que conformarán nuestra morada física, etérica, astral y mental, no serán otros que los que nosotros mismos hemos amasado con el barro de nuestras acciones, sentimientos y pensamientos en la anterior encarnación.

La casa está preparada y nosotros la habitamos
Unos autores dicen que al tercer mes de la concepción, otros que al cuarto, de cualquiera de las formas parece ser que ese momento no es el mismo en todos. El apego a la tierra sería un motivo de más pronto “adueñamiento” del útero. El alma hasta entonces merodeaba, monitoreaba, pero llega un momento en que coge sus escasísimos trastos, sus diminutas memorias de todas las vidas y se traslada.
Spiritual Birth -Krzysztof Kacperek
Vamos de vida en vida bien ligeros de equipaje, en realidad es un fardo minúsculo. Nos referimos a ese liviano peso de los átomos simientes o permanentes, que se encargan de recoger todo lo que hemos sido. Somos memoria, en realidad es lo único que nos llevamos, recuerdo de lo que hemos vivido, recuerdo de la conciencia que hemos alcanzado.
El alma al entrar en ese útero, es un alma privilegiada. Otras muchas no pudieron habitarlo y se mantuvieron a la espera de la oportunidad. A esa alma se le entrega, al término de la gestación, posibilidad de poner un pie en esta tierra bendita y con ello disfrutar del perfume de las flores, de remontar al amanecer sus montañas soberbias, de bañarse en sus playas y lagos transparentes…, pero sobre todo la posibilidad de hacer el bien a quien le rodea, saldar deudas, acrecentar conciencia….


Es el alma del hijo quien escoge a los padres 
Se le presentan diversas opciones y ella se decanta. En realidad es la ley de afinidad la que establece los lazos. Más elevación espiritual de los padres, más pura alma podrán acoger. Dicen las enseñanzas espirituales que el nivel de evolución de la madre es más determinante que el del padre a la hora de la elección que realiza el “hijo”. Igualmente, más elevado el acto de la concepción, más luz traerá la madre a su seno. En ese mismo momento de la concepción, el alma del hijo sabe que una morada se ha comenzado a crear para ella.

El viaje del Alma

Es hacia finales del tercer mes en gestación o cuarto, cuando acontece el relevo, cuando el alma se empodera plenamente de ese nuevo cuerpo. El “sutrama” o cordón de plata se completa y ello permite el descenso del alma. Las madres más despiertas toman conciencia de ese relevo en su interior. Coincide con el momento en que el “feto” comienza a adquirir la forma humana, también cuando la madre comienza a sentir convulsiones y pataditas. Hasta ese momento es el alma de la madre la que se ha ocupado de la “casa” en construcción, a partir de ese momento, cede el gobierno a su inquilino, al alma de su hijo físico. Al principio quizás a ésta se le haga un poco pequeña la morada, acostumbrada como estaba en su anterior vida física a una más grande, pero poco a poco se irá haciendo al nuevo y reducido habitáculo. Es por ello que entrará y saldrá de la nueva casa (feto), hasta que tome completo dominio.


Guardian of Dreams - Victor Nizovtsev

Habitamos y deshabitamos las casas…
Habitamos la casa y a eso le llamamos nacimiento, deshabitamos la casa y a eso le llamamos muerte. Así vamos de morada en morada, intentando imprimir conciencia al instante, intentando ser mejores, más cuidadosos con las almas que nos rodean. He aquí los dos momentos más importantes de nuestra vida física: la casa está preparada y es cuando el alma coge morada en su seno. “La casa está vacía” (así se refiere la sentencia esotérica a la muerte) y es cuando la abandonamos para divisarla desde lo alto y dar las gracias a ese hogar que nos albergó durante toda una encarnación física. ¿Cuántas veces nos han preparado morada, a nuestro gusto, según nuestras necesidades evolutivas? ¿Cuántas veces lo seguirán haciendo? Tan sólo que ahora comenzamos por fin a susurrar esas incontenibles “gracias”; tan sólo que ahora tomamos conciencia del enorme trabajo y despliegue que queda atrás, antes de que nos avisen de que tenemos la “morada preparada”. Ahora sabemos que estamos en deuda con nuestros guías y protectores que nos orientaron en la nueva encarnación, con el ángel de la forma que se encarga de la conformación, dirección de obra, y mantenimiento de nuestro cuerpo, con los trillones de elementales que se ocuparon propiamente de la construcción de ese cuerpo…

Wonder of it All          -        Victor Nizovtsev      -    Enchanted Garden

¿Cuán ajenos hemos vivido a tanta maravilla? 

No podemos detener los vientos huracanados que ya fuimos, pero podemos proteger los futuros vientres, podemos cantar sin cesar a la siempre renovada vida. ¿Cuánta ignorancia se adueñó de nosotros hasta convertirnos en devastador huracán? Llegamos a convertirnos en violento, agresivo, inconsciente viento que destruía moradas. No podemos hacer desaparecer el vendaval que fuimos, no podemos echar para atrás la historia, pero podemos preparar para venideras almas otro futuro, podemos tomar conciencia de la sacralidad de todo vientre, de la magia inconmensurable de todo el proceso, compartir esta conciencia.
Mother and Child - Victor Nizovtsev
Podemos ser continuadores de esa magia de la vida, guardianes de esos úteros, protectores de las criaturas que ya gatean, de las almas, que desde allí arriba, desde las superiores dimensiones espirituales, avistan ya las costas de la vida física y, valientes, se disponen a habitar un nuevo y bien afinado cuerpo.

* Basado en las enseñanzas del Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov, el Maestro Tibetano, Vicente Beltrán Anglada y Max Heindel.


 Fuente: https://claraluz.org/2016/02/01/la-casa-esta-preparada/

💙


Koldo Aldai Agirretxe (San Sebastián 1960) cursa estudios de Historia y Geografía en la Universidad de Deusto. Es fundador de Portal Dorado (www.portaldorado.com), cocreador del Foro Espiritual de Estella (www.foroespiritual) y patrono de la Fundación Ananta (www.fundacionananta.org). En 1998 crea la Red Ibérica de Luz (www.redibericadeluz.org).
Koldo en uno de sus viajes humanitarios
En Junio del 2000 viaja a Monterrey para cocrear junto con los compañeros mexicanos la Red Iberoamericana de Luz. Promueve desde hace más de veinte años redes espirituales en España e Iberoamérica. Con esa finalidad ha recorrido más de diez países, participando en encuentros e impartiendo conferencias. Autor de once libros de poesía, teatro y ensayo, cuenta en su haber con diferentes premios y distinciones literarias.
Articulista y reportero en publicaciones papel y on-line, dispone de una página web en la que reúne sus trabajos periodísticos (www.artegoxo.org) y ahora también en https://claraluz.org/ . Centra sus esfuerzos en el fomento de alianzas en el ámbito de la nueva espiritualidad y en la convergencia de iniciativas y movimientos a favor del otro mundo posible.

Fuente: https://claraluz.org/acerca-de/ 
💙 
 
 "Nada puede apagar la necesidad del ser humano de hacer realidad sus sueños de un mundo fraterno de armonía, paz, justicia y genuino gozo”. Koldo


Espiritualidad y Alma artística




La Espiritualidad y el Alma artística

 

Dedicado a todos los artistas, 
especialmente a la valiente pintora madrileña,
 Francisca Blázquez, por sus obras
 radiantes de Energía luminosa.
                                                                                      
                                          
Vivimos un tiempo que revela con fuerza la mentalidad rebelde del ser humano. No es tanto luchar contra circunstancias exteriores decepcionantes e injustas. No, es más bien una rebeldía interior, que no acepta una existencia humana reducida a un mundo físico denso, opaco y perecedero, lleno de miedo y codicia. Es por eso que el gran Arte siempre ha sido atormentado por la ansiosa pregunta: ¿existe, o no, otro mundo, más allá del velo, un mundo interior perenne y libre, que trascienda y dé sentido al mundo físico denso que enjaula lo humano? ¿Puedo yo en mi arte manifestar la espiritualidad liberadora, dignificante y enaltecida de tal mundo? ¿Pero..., que significa “espiritualidad”?


El ‘Fuego sin Llamas’

El Mahayana, la Tradición inmemorial transhimaláyica, nos enseña que la Espiritualidad se refiere a la manifestación de la Mente activa y autoconsciente del Omniverso. Su símbolo es el elemento “Fuego”. En su origen ontológico, en su “Estado de Ser”, este Fuego la Tradición inmemorial lo define como “Fuego sin llamas”, Esencia, Vida pura.

Riquezas Universales - Francisca Blázquez
Cuando esta Esencia, “el eterno Núcleo de Fuego” de la Mente omniversal, se pone en movimiento, nace una  ‘luminosidad misteriosa’, invisible al ojo terrenal, ‘espiritualidad’. Crea innumerables focos de “Fuego con Llamas”. Sus “canales de acercamiento”, que los Seres humanos reconocen como rayos u ondas vitales, transforman la Vida pura en el gran movimiento de la Existencia. En el tiempo-espacio aparecen el Macrocosmos, el Cosmos y el Microcosmos. Al igual que nuestro Sol, irradian.

Esta radioactividad creativa, continua la Tradición inmemorial, es llevada por las ondas de la Espiritualidad y exultada por el Alma. Impregna la Existencia con tres virtudes cardinales. Se manifiestan como  Luz, Amor y Poder creador. El Mahayana, llama a esta triple radiación   “la Tríada espiritual”.
        - ¿Es el artista consciente de esta Espiritualidad radioactiva? ¿Irradia, él también, Luz, Amor y Poder creador desde su propio ‘eterno Núcleo de Fuego interior’? ¿Y si así fuera, qué significan para él estas virtudes de la Tríada espiritual? ¿Vivifican su talento?


La Luz

La Luz es la virtud primera llevada por las ondas de la Tríada de la Espiritualidad. Es, esotéricamente hablando, la potente y activa “Luz escondida u oscura de la Madre cósmica”. Crea la Sustancia  cósmica, esencia de la materia. Con ésta, la Madre da a Luz y forma a la Existencia. Lo hace desde el ‘eterno Núcleo de Fuego’ de cada partícula, átomo, célula, ente sensible, ser humano, planeta, sistema solar, galaxia, nebulosa... Por su campo electro-magnético, esta Luz escondida femenina crea la fuerza de cohesión interior de cada forma. Provoca su movimiento giratorio, el “spin”, dicen los científicos.  Girando sobre su eje, esta energía radia la dinámica de la existencia, el Prana, el Ky, expresiones genuinas de la “activa y divina Inteligencia femenina”.


Energía Eterna de Luz - Francisca Blázquez
         -  ¿Puede ser que  esta Luz de la Madre, cuando expresa Su activa Inteligencia femenina, provoque el carisma del artista? ¿Puede ser que suscite su trance, cuando, con un  misterioso ardor, desee plasmar su sueño? ¿Es consciente de que esta Luz inteligente surge de su propio Foco de Conciencia divina? ¿O no es así?




El Poder

El Poder es la segunda virtud cardinal de la Tríada de la Espiritualidad. Es “la poderosa Luz creadora que, surgiendo del ‘eterno Núcleo de Fuego, concibe’. Es definida simbólicamente como el Padre, el autor de la partitura musical cósmica, desde la cual deben plasmarse en la Existencia  melodías sonoras, juegos de colores,  voces, danzas y formas encantadoras.

El Poder de Su Luz masculina fecundará el “Fuego cósmico oscuro” de la Madre, para que, materializándose, los divinos temas cósmicos de la “Música de las Esferas” resuenen en el físico denso.

Poder, Luz y Amor - Francisca Blázquez

        -   ¿No es este Poder creador, el que el genio del artista refleja? ¿Es este  Poder del Padre que inspira su genio, para que busque la trascendencia, cuando expresa sus modelos armónicos? ¿Qué o quién inspira la genialidad  y la creatividad del gran artista? ¿Es su propio foco, su eterno Núcleo de Fuego? ¿Es de Él que emana su esplendor artístico?



El Amor

El Amor es la tercera virtud cardinal, que la Tríada de la Espiritualidad entraña. Se llama “la Luz iniciática que anima”. Es simbolizada por el Hijo. Se manifiesta mediante la luminosidad del Alma sensitiva y generosamente fertilizada por el ‘Fluido de Amor solar’, que Su Ángel Solar, Su maravilloso heraldo, capta y Le infunde. La luminosa intuición del Alma, como una rosa, se abre y expande la fragancia de Su genialidad universal. Afina y pone en consonancia todo el cuerpo físico del Artista.  Transmitiendo las cualidades del espíritu por la Luz iniciática del Hijo, vivifica la forma, el instrumento musical, la gestualidad, la voz, las melodías, el colorido o la materia prima, todos nacidos de la Madre dando a Luz. La generosa creatividad del Alma se materializa. Traduce en el  físico denso la belleza y armonía de la partitura divina concebida por la Luz del Padre desde el seno misterioso de Su ‘eterno Núcleo de Fuego interior’.  El ‘Verbo’ resuena divinamente, emociona. 

Cumplimiento del Propósito de Vida - F.B.




      A menudo, la fluidez del Amor cósmico del Alma transmitido por el Ángel Solar se llama el “Agua ígnea”. Alude perfectamente al Hijo.  La sensibilidad de Su Alma, a la vez ardiente y cautivante, es como el agua, fertilizando al infinito. De amplitud cósmica es su flujo. Es acuariano. Su ardor amoroso hace florecer las formas. Sus dimensiones se amplifican en un inconmensurable movimiento expansivo en espiral hacia el infinito. El caudal de sus temas, colores y sonidos en ‘crescendo’ cumple su destino. El gran Arte se convierte en “Música de las Esferas”.

Y es así como el Alma humana, reflejando la luz de Su Hijo interior y por el milagro de Su Sensibilidad divinamente luminosa, interpreta la omniversal Partitura inspirada por Su Padre desde el foco de Su ‘eterno Núcleo de Fuego interior’. Ondas de Luz y creatividad  irradian. La abstracta Partitura se concretiza transformándose en Belleza y Armonía. El luminoso y oscuro  poder de Su Madre-Materia,  fecundada divinamente, da a Luz una obra de gran Arte. Se ha materializado la magnificencia de la hermosura.        


Cielos Cósmicos Dimensionales - F.Blázquez
- ¿No es este despliegue de la hermosura, que anima la sensibilidad del artista?  ¿Es él, el Hijo divino, que con su Alma surge de la magia ardiente de Su propio ‘eterno Núcleo de Fuego interior’? ¿Es posible que, por medio del ardor creador de su foco, se sienta  divino creador? ¿Puede ser que su gesto encarne esta Luz iniciática de Amor en lo físico, en la oscuridad  más íntima de su obra, creando otro foco vivo y ardiente en consonancia con el suyo? ¿Es por eso que su obra permanecería viva para siempre y entraría en consonancia mágica con los corazones palpitantes de otros focos humanos sensibles y admirativos? ¿Podríamos decir que el artista, sin que lo sepa, practica meditativamente el Yoga sagrado del Fuego, el Yoga del Ardor, el Agni Yoga ...?



El Retorno a Casa

            Sí que vendrá el día en que este despliegue de ardiente Amor y Belleza sublime se pare. Es cierto que la existencia de nuestro maravilloso planeta se desvanecerá, llevando consigo el gran Arte exhausto por la lucha sin piedad contra lo imposible y la vanidad. El Espíritu del artista volverá a Casa. Será otra vez ‘Fuego sin llamas’, pura Vida en Su estado original.

Sin embargo –que el Ser humano nunca lo olvide­- el Hijo volverá a casa   enriquecido por apasionantes experiencias realizadas en armonía y belleza por Su Espíritu, que radiaba la Luz, el Amor y el Poder del Fuego mediante Su Alma.




Un alumno artista en diálogo con su maestro

-          ¿Qué es Espiritualidad, maestro?

-          Espiritualidad, es Materia o Luz cósmica oscura a su frecuencia más alta.

-    Pero ¿qué es, entonces, Materia que Ud. llama Luz cósmica oscura?

-          Materia es Espiritualidad radiando Luz de Vida a su frecuencia más baja.

-          ¿...?

-          Ambos, Materia igual que Espiritualidad, son formas de existencia dadas a la Luz desde el mismo eterno Núcleo de Fuego omniversal, el foco desde donde se crea la Realidad divina. Surgen de la misma Fuente, del mismo vacío, el Fuego sin llamas.         

-          La obra de un gran artista siempre me fascina, maestro. Siento que esconde un gran misterio. ¿Es por qué surge del Fuego sin llamas?

-          ¡....!!! 
***
William


Francisca Blázquez (Madrid, 1966) estudia en la Facultad de Bellas Artes de Madrid, de 1981 a 1983 y en el Estudio Arjona de 1983 a 1989. Ha obtenido diversas becas en sus estudios. Artista multidisciplinar, esencialmente pintora, es también escultora, diseñadora de joyería contemporánea experimental y realiza obra gráfica, performances, instalaciones, además de esculto-pintura. Asimismo elabora diversas y complejas animaciones artísticas, fotografías digitales y posee una gran producción artística en este medio electrónico de alcance internacional.
Artista del Dimensionalismo, su aportación a la pintura actual pasa por promover una clara armonía entre la espiritualidad y la ciencia, en un mundo binario en el que los polos opuestos se atraen.

*Todas las imágenes que ilustran este artículo son obras de Francisca Blázquez